Fuente de agua para gatos

Fuente para gatos, algo muy útil en tu ausencia.

Aunque todavía hay muchas personas que consideran la fuente para gatos como poco más que un artículo de decoración, lo cierto es que cada vez hay más dueños de mascotas concienciados de la necesidad de incluirlas en el espacio del hogar destinado a su animal doméstico. En pocas y precisas palabras, es la salud de su gato lo que está en juego.

Las fuentes para gatos, agua fresca todo el día.

Al igual que nos sucede a los humanos, los gatos encuentran mucho más apetecible beber agua fresca y limpia, en vez de agua estancada y sucia. Si nosotros, los encargados de abastecer y cambiar el agua a nuestra mascota, no nos preocupamos por que el recipiente del que bebe esté en condiciones óptimas, es probable que nuestro gato no beba todo lo que necesite, lo que puede acarrear problemas graves de salud.
La fuente para gatos, a través de su sencillo mecanismo, permite que el agua esté en continuo movimiento, renovándose y oxigenándose gracias al flujo permanente del líquido. Cuando un gato observa el agua en movimiento, limpia y fresca, tiene más ganas de beber. De este modo, además de facilitarle la hidratación necesaria, estaremos favoreciendo el buen funcionamiento de sus riñones. Asimismo, prevenimos enfermedades relacionadas con su aparato urinario, cada vez más comunes debido a una ingesta insuficiente de agua: concentración de minerales en la orina, formación de cálculos urinarios, etc.
Por tanto, las fuente para gatos son, pese a lo que puedan parecer a priori, parte indispensable del equipamiento para que tu felino doméstico esté completamente sano. Además, ten en cuenta que si alimentas a tu gato con pienso (y más si es seco), la cantidad de agua que tendrá que beber será bastante más abundante. Asimismo, si pasas mucho tiempo fuera de casa, la fuente para gatos podrá realizar por ti la tan necesaria tarea de cambiar el agua con regularidad.
Seguramente te interesen estas otras categorías de productos para tu gato, como los comederos automáticos par gatos, comederos de gato o los comederos y bebederos en general.