Transportin para gatos

Para desplazarte necesitas un transportin gato.

Al igual que sucede con los rascadores, un transportin gato es un artículo imprescindible para cualquiera que tenga un felino doméstico como mascota. No importa si no suele ser habitual que traslademos a nuestro gato de aquí para allá con asiduidad; en cualquier momento puede surgir un imprevisto y tenemos que estar preparados. Ya no solo por la comodidad del animal, sino porque en caso de que debamos llevarlo con nosotros en algún medio de transporte público será obligatorio portarlo en un receptáculo que cumpla con ciertas condiciones.

¿Qué tipo de transportin para gatos necesitas?

Existen muchos tipos de transportin para gatos, aunque podemos distinguir entre dos clases que engloban a todos ellos: el transportín gato flexible y el transportín rígido. Los primeros se caracterizan por ser más o menos blandos al tacto, y suelen estar construidos con una mezcla de varios materiales: algodón, tela, plástico, metal (para las cremalleras), etc. Como su nombre indica, estos receptáculos son más o menos flexibles —dependiendo del modelo—, de cara a que nuestro gato pueda acomodarse con mayor facilidad y no sufra golpes bruscos. Por su parte, el trasportín para gato rígido está fabricado íntegramente de plástico. Ambos tipos tienen rejillas, tanto para que nuestra mascota pueda respirar sin problemas como para que pueda ver el exterior sin sentirse desorientado.
Los principales inconvenientes del transportín gato flexible, sobre todo en comparación con el rígido, son que suele romperse con mayor facilidad —los materiales se desgastan, pueden fallar las cremalleras, etc.— y que es más difícil de limpiar. Por su parte, el transportín gato rígido suele tener menos rendijas de ventilación, suele ser menos cómodo y más frío, aunque estos dos últimos puntos pueden solucionarse con facilidad si introducimos mantas y cojines que amortigüen y hagan de esta pequeña habitación de paso un lugar lo más agradable posible para nuestra mascota.
Sigue equipándote con accesorios para gatos necesarios para su comodidad como lo son las camas para gato o el arenero de gato.