Vestidos gatunos

Vestido gato, estilo gatuno al día a día.

Aunque las modas dan giros inesperados de una temporada a otra, hay prendas atemporales que jamás llegan a coger polvo en nuestro armario. Una de estas prendas es el clásico vestido gato de una pieza, normalmente destinado a ser utilizado en verano y primavera. Lo que sí suele cambiar con mucha más frecuencia son los tipos de estampado que adornan dichos vestidos.

Vestido felino, pero ¿para qué ocasión?

Cuando hablamos de vestido gato, el abanico de posibilidades que se abre ante nosotras es prácticamente infinito. Puedes pasar horas y horas delante del ordenador viendo vestidos de gato, guardando favoritos y no terminar de decantarte por ninguno. Nos gustaría ayudarte a que tomar esta decisión no fuera una tarea tan complicada, y para ello te damos algunos consejos a continuación.
Piensa en cuáles serán los momentos más propicios para portar tu vestido gato. Si vas a darle un uso cotidiano, quizá lo más adecuado sea escoger un modelo de colores claros y con un estampado de muchos gatitos pequeños, cuyo color contraste con el fondo. Es cierto que, a no ser que se lo mire de cerca, para muchas personas resultará difícil advertir que esos pequeños dibujos de tu vestido son gatitos, pero esta clase de estampado suele ser el más versátil.
En el extremo opuesto, encontramos aquel vestido gato cuyo gran dibujo es inconfundible: un gran pequeño felino que ocupa la mayor parte de la prenda. Este tipo de modelos suele ser más elegante y formal, y tal vez sea más apropiado para ser utilizado en ocasiones más selectas.
Y, como sucede en casi cualquier otra faceta de la vida, también podemos acudir al punto intermedio: un vestido gato que solo tenga algún que otro dibujo o bordado. Aunque estos modelos suelen resultar un tanto más infantiles, dependerá de su portadora el saber sacar a relucir la magia que indiscutiblemente tienen. Descubre también nuestras camisetas gatunas, sudaderas felinas, y mochilas gatos.